La muerte, tan incierta como cierta, es uno de los grandes temores que la mayoría de personas poseemos; hay quienes prefieren evadir su existencia pensando en que es lejana.   A veces ese temor se incrementa por la idea de dejar a un ser querido con quien se posee una estrecha relación y más, si dicho pensamiento va enlazado al sentimiento de protección: ¿quién los cuidarán?, ¿quién los ayudará?, ¿quién los apoyará en los momentos difíciles? Lo paradójico es que aún existe la idea que los seguros son un gasto, más que una inversión que ayudará a preservar bienes adquiridos en vida o a suplir el ingreso con el que cuenta una familia para mantener la estabilidad económica por la cual se ha trabajado.

No estamos exentos a la muerte, pero sí podemos prepararnos, a través de un seguro de vida, para que aquello por lo que hemos luchado, continúe existiendo.  

A continuación te doy 10 razones por las que un seguro de vida te ayudará a estar preparado ante eventos incontrolables.

  1. Protegerá económicamente a tus seres queridos

Un seguro de vida sirve para reducir el impacto negativo sobre quienes dependen financieramente de una persona que, al momento de su partida, deja a sus dependientes en una situación incomoda. Por lo general, se piensa en los hijos y en lo que suceda con su futuro ante la ausencia de los padres. Sin embargo, los seguros de vida pueden tener como beneficiarios a padres, conyugues, hermanos, sobrinos y otros miembros familiares (incluso amigos).

  1. Suple los ingresos económicos  

El beneficio económico de un seguro de vida puede ser usado para reemplazar los ingresos destinados al pago de facturas. En otras palabras, se dice que suple la entrada mensual con la que cuenta una familia y este dinero podrá usarse para todos los egresos que se posee. Ayudará también a pagar aquellas cuentas importantes como las cuotas del crédito de vivienda, los gastos de la casa y, en caso de tener deudas de otros servicios o adquisiciones, la póliza cubrirá sus compromisos económicos.

  1. Salvaguarda los bienes adquiridos

Una de las ventajas de adquirir un seguro de vida es la liquidez que éste provee en caso de que el beneficiario lo necesite inmediatamente o en los términos que acuerde con la compañía aseguradora. La liquidez permitirá pagar impuestos o servicios y no obligará a la persona a vender ciertos bienes en caso de encontrarse ante una situación de riesgo financiero. De igual manera, el seguro podrá usarse para pagar impuestos de herencia o sucesiones testamentarias, con lo que se evita vender propiedades. Hay que tener en cuenta que el valor asegurado se convierte en herencia; por tal motivo, también en un generador de capital para el beneficiario.

  1. Asegura el futuro de tus hijos

Aunque hay compañías que deciden vender como un seguro específico el seguro educativo para los hijos, el cual aplica en caso de fallecimiento de los padres, la indemnización de los seguros de vida no sólo pagarán deudas o facturas, también pueden pagar el futuro académico según la organización y cómo se disponga el dinero. Sólo es cuestión de informarse bien la oferta que hacen las compañías aseguradoras sobre los servicios.

  1. Creación de fondos para gastos inesperados

Ante el deceso de un ser querido vienen los servicios y trámites funerarios. Éstos se consideran como gastos inesperados con lo que muchos no cuentan, debido a que no son pensados como de primera necesidad (como hacer el mercado, pagar la luz, el agua, etc.). Existen seguros que ofrecen, específicamente, cubrir económicamente todo lo que implica el fallecimiento de alguien; hay otros que, al garantizar el apoyo y la tranquilidad económica de las personas afectadas por la pérdida, queda pactado un monto que servirá para este tipo de gastos.  

  1. Aumento  de capital

Un seguro de vida puede convertirse en un instrumento de ahorro. ¿Cómo? Existen servicios ofrecidos en los que se acuerda el pago de la prima por un determinado periodo de tiempo. En el caso de querer retirar el dinero asegurado, se podría hacer por finalización de contrato o necesidad, éste de acuerdo a los deberes y derechos establecidos una vez adquirido el servicio.

Además, hay otro tipo de seguros de vida que proporcionan porcentajes de rentabilidad sobre la prima a medida que pasa el tiempo; otros dan la posibilidad de convertirlo en capital de inversión; e incluso, existen algunos que sirven como garantía ante préstamos que se soliciten. Debe quedar claro que, antes de adquirir una póliza, es necesario informarse bien de lo que ofrecen las compañías y tomarse el tiempo para revisar las necesidades que se quieren cubrir.

  1. Preserva los proyectos de vida estable

Personas que comienzan a establecerse en pareja y constituir un plan de vivienda y familia se les recomienda incluir en sus finanzas de hogar a los seguros de vida. En este caso, la póliza garantizará que el capital que están creando y que no han alcanzado a adquirir, pueda conservarse, obtenerse y ser disfrutado entre sus beneficiarios en caso de deceso.

  1. Ampara a los hijos en caso de la ausencia de los padres

Es una de las razones por las que diferentes personas están tomando conciencia de que los seguros no son un gasto, al contrario, son una inversión que será para beneficiar el futuro de los menores de edad e incluso de los más jóvenes que no han comenzado a trabajar. Los seguros de vida no sólo ayudan a la educación de los hijos; éstos pueden ayudar a soportar los gastos de manutención, entretenimiento, salud, seguridad, entre otros, de aquellos que quedan en custodia.

Tener un seguro de vida es aún más importante cuando se es mamá o papá soltera(o) y única persona que provee de estabilidad económica a los hijos. En muchos casos se omite pensar en el momento en el que alguien deba velar por los pequeños, ya que pensamos que estaremos con ellos hasta que sean autónomos e independientes; pero, existe realidades en las que quienes obtienen la custodia no están preparados económicamente o no poseen los recursos ante todo lo que implica proporcionar lo que todo padre desea para sus hijos.  

  1. Resguarda el funcionamiento de la empresa propia y el trabajo de sus empleados

En Ecuador, el 96% de las empresas son empresas familiares, es decir que existe un gran número de personas que dependen económicamente de este tipo de negocios. El dueño de una empresa familiar, pequeña o mediana tiene más elementos para pensar en un seguro de vida como garantía de protección a los años de esfuerzo e inversión; además, si desea que ésta continúe generando ingresos y trabajo a todos los que dependen de ella, aún después de su fallecimiento. También es la forma en la que un gerente o propietario puede minimizar el impacto negativo sobre sus empleados.                                           

       10. Oportunidades de ahorro y aumento de capital para personas menores de 30 años

Alguien con menos de 30 años podrá comprar una póliza con una prima mínima y muy baja, que podrá utilizar como instrumento de ahorro en caso de que llegue un momento en que quiera retirar lo invertido o se finalice el contrato. Por otro lado, si quiere seguir manteniéndola como seguro de vida, podrá seguir teniendo una tarifa muy baja y mayor indemnización a medida que transcurra el tiempo y que sea renovable.

Recuerda que siempre es necesario revisar cuáles son tus prioridades y qué necesitas proteger en caso de ausentarte. Cuando lo sepas y quieras ver diferentes pólizas, de varias compañías, tómate el tiempo para comparar los servicios y las coberturas que te ofrece cada una; esto te ayudará a saber cuál es el seguro que se adapta a ti.[/av_textblock] [/fusion_builder_column]

[av_social_share title=’Share this entry’ style=” buttons=” share_facebook=” share_twitter=” share_pinterest=” share_gplus=” share_reddit=” share_linkedin=” share_tumblr=” share_vk=” share_mail=”][/av_social_share]
[av_comments_list]
[/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]