Muchas personas y familias en algún momento de su vida se han visto inmersos en un proceso en que las deudas se acumulan, por ello necesitamos aplicar una estrategia eficaz para eliminar las deudas y poder mejorar nuestra salud financiera. La deuda no es necesariamente mala, pero tiene que ser manejada adecuadamente para que permanezca bajo nuestro control. Algunos de los pasos que vamos a detallar más adelante para la gestión eficaz de la deuda son organizar los préstamos (hipotecarios y personales), evaluar préstamos, desarrollar hábitos financieros prudentes y saludables, tomar medidas para pagar las deudas y obtener, muchas veces, la ayuda de un profesional financiero.
Muchas personas tienen, o han tenido en algún momento de la vida, algún tipo de deuda financiera. Los préstamos no son necesariamente malos para la salud financiera de una persona, pero necesitan ser gestionados adecuadamente para que desempeñen un papel positivo en el plan financiero de cada persona.
Hay diferentes tipos de deuda – préstamos hipotecarios, préstamos de tarjetas de crédito, préstamos para la educación, préstamos personales, de consumo y otros. A continuación expongo algunos de los pasos que resultan ser más eficaces para combatir las deudas:1. Mantener una organización de todas tus deudas . Uno debe ser consciente de todo lo que representan los préstamos. Si no se pueden recordar todos, debemos tener un lugar donde poder encontrar toda la información sobre todos los préstamos – número de préstamos, importe inicial del préstamo, importe pendiente de amortizar, tipo de interés y condiciones de revisión, periodicidad de los pagos, vencimiento del préstamo, términos y condiciones detalladas (costes, comisiones, clausulas penalizadoras, prima de cancelación anticipada, etc). Para poder llevar un control exhaustivo y detallado cualquiera debería hoy día gestionar una hoja de cálculo para mantener un registro de las deudas o también utilizar una herramienta financiera personal de las muchas que en internet puedes encontrar. También se recomienda tener los documentos archivados adecuadamente (copias impresas y digitales)2. Estudiar y analizar los préstamos. Estudio de todos los préstamos en detalle. A estas alturas de la vida ya no podemos seguir siendo ignorantes en esta faceta y si no lo entiendes que te lo expliquen tantas veces como haga falta, Esto ayudará a decidir qué préstamos vamos a pagar (cancelar) de inmediato y qué cantidades podemos pagar a lo largo de un período. Esto ayudará a entender si estamos muy apalancados o poco apalancados en términos de deuda.

3. Desarrollar hábitos financieros prudentes: ¿La evaluación nos indica que estamos demasiado endeudados? No desesperemos, pero tenemos que empezar a desarrollar buenos hábitos financieros de tal manera que podamos tener el control de nuestras finanzas.

Por tanto recomendamos:

– Pedir prestado sólo cuando no hay otra opción

– Vivir dentro de nuestras posibilidades económicas y financieras. Diseñar y ejecutar un presupuesto nos mostrará cual debe ser nuestro camino.

– Si en un momento, y por sorpresa, recibimos un dinero extra e inesperado, asegurarnos de que al menos una parte de éste se utilizará para pagar alguna deuda en su totalidad.

– Vive un estilo de vida saludable y positivo. Esto te mantendrá en forma tanto físico y mental que representará menos gastos médicos y una perspectiva positiva en la vida que ayuda a tener buenos hábitos financieros.

4. Tomar medidas para hacer pagos periódicos y disminuir el peso de la deuda.

Se deben tratar de aumentar los pagos o pagarlos de una forma más inteligente. Por ejemplo, si uno recibe un aumento de sueldo, el aumento debe de integrarse en el pago periódico. Si otro banco está ofreciendo mejores condiciones de un préstamo (especialmente indicado para las hipotecas), lo analizamos y si cabe transferimos el saldo del préstamo – subrogación – siempre y cuando todos los términos de la subrogación nos sean favorables. Debemos definitivamente tratar de cancelar los préstamos (o deudas) de mayor costo financiero en primer lugar. Préstamos personales y préstamos con tarjeta de crédito deben ser pagados antes de empezar a reducir la deuda pendiente del préstamo hipotecario. Si hemos ahorrado suficiente y estamos en una posición para cancelar por anticipado un préstamo, comprobemos antes si existen penalizaciones en forma de comisiones, y otros términos.

5. Recurrir, en lo posible, a la ayuda de un experto y profesional financiero  para diseñar y aplicar una estrategia adecuada de gestión de la deuda. El asesor financiero deberá ayudar en la toma de decisiones sobre reducir y eliminar la deuda. Además también en los casos que se precise le acompañará en la revisión y gestión de la documentación y ayudar también con los préstamos ante las entidades financieras y bancos. El asesor financiero debe ser capaz de darle los mejores consejos sobre qué préstamos pagar primero y qué cantidades pueden utilizarse regularmente sin poner en peligro su situación financiera.

Y antes de finalizar recordar algo importante. Mientras mantenemos en nuestra situación financiera una elevada proporción de deuda ello nos impide un crecimiento adecuado de nuestro patrimonio para poder aplicar un plan financiero “de vida”.

By |2017-10-26T11:48:32+00:00October 26th, 2017|Finanzas Personales, Personal Development|

¡Llámanos!

En ATD estamos siempre disponibles para responder tus inquietudes. Si quieres conocer más acerca de nuestro programa llámanos al:(099) 747-9766

¡Visítanos!

Estamos en Santo Domingo de los Tsáchilas.Ave. Quito y Rio Yamboya. Edificio Valarezo. Piso 3. Oficina 301.
Arregla tus deudas ¡Contáctanos!
Llena este formulario y uno de nuestros asesores se pondrá en contacto contigo.