El ahorro es un hábito que se lo desarrolla y al igual que cualquier otra actividad en nuestras vidas lo más importante es dar el primer paso. Tu lo acabas de dar al haber ingresado en esta página. A continuación te enumero los pasos que debes dar para comenzar esta buena costumbre que en el futuro te ayudará a tener una vida sin mayores sobresaltos y a la vez conseguir cosas que en la actualidad son solo sueños a cumplir… viajes, tal vez una casa o un departamento, tu vehículo soñado, un masterado o diplomado…etc.

Conoce y organiza tus gastos

La mejor manera de saber cómo y dónde ahorrar es comenzar por analizar tus gastos y registrarlos en una libreta o en alguna aplicación de control. Para ello los cuadros y gráficos, usando sencillas hojas de cálculo, te serán muy útiles para tener toda la información a mano y ordenada de manera más visual. también existen herramientas online muy útiles y gratuitas como la siguiente en nuestra página web: CALCULA TU PRESUPUESTO

Una vez que hayas ordenado e identificado tus hábitos de gasto te será mucho más fácil identificar aquellas partidas en las que estás gastando más y puedes ahorrar o las que son innecesarias.

Normalmente los baches del gasto de cualquier hogar suelen estar en el entretenimiento y las compras de ropa o tecnología.

Identifica tus gastos y encuentra oportunidades para el ahorro

Una vez que tengas ordenados tus gastos y conozcas tus hábitos te será más fácil decidir en qué áreas puedes encontrar oportunidades para ahorrar.

Por ejemplo, si identificas que gastas mucho dinero en comer fuera de casa puedes proponer a tu grupo de amigos organizar estas comidas o cenas periódicamente en casa de cada uno. Esto se puede convertir en algo tradicional que además nos da la oportunidad de jugar a juegos, ver deportes o películas o simplemente charlar más cómodamente.

Otro ejemplo son los cafés o refrescos que compras en cafeterías y restaurantes, puedes ahorrar mucho dinero preparándolos en casa y llevándolos en un termo. Así también podrás personalizar las bebidas según tus gustos y hacerlas más especiales.

Ahorra de manera divertida

No conviertas el hecho de ahorrar en algo pesado y molesto. Tómatelo como un reto en el que todos pueden participar e intenta mejorar cada día. Por ejemplo, en la compra de ropa, rétate a ti mismo a siempre mirar las promociones y rebajas que ofrecen las tiendas y solo comprar aquello que realmente necesitas.

Márcate pequeños objetivos

Para conseguir una meta que parece muy lejana lo mejor es marcarse pequeños objetivos que podemos ir consiguiendo semana a semana, e incluso día a día. Por eso es muy importante dividir el objetivo final que quieres conseguir en pequeños pasos que te ayudarán a que el ahorro se vaya convirtiendo en un hábito que haces sin darte cuenta.

Lleva un registro, bitácora, de estos pequeños objetivos y los pasos adelante que vas logrando, existen aplicaciones gratuitas en internet parecidas a las de actividad física diaria, que te ayudan a marcarte e ir consiguiendo estos pequeños objetivos día a día. Así podrás controlar de forma visual todo lo que consigues y esos pequeños logros te harán conseguir más confianza para seguir.

Convierte tus hobbies y habilidades en ingresos

Aunque este punto podría no ser considerado una forma de ahorro, sino más bien de conseguir algo de dinero extra, de seguro te ayudará a mejorar tu economía y tener más dinero para el ahorro.

Casi todos tenemos algo que nos gusta mucho hacer y que tu puedes convertir en un pequeño negocio con el que obtener algunos ingresos extra como la venta de cualquier tipo de manualidades, la venta de platillos de cocina que a todos gustan, el iniciar un negocio venta de productos en el sistema MLM…

Solo tienes que pensar en aquello que te gusta hacer o tienes habilidades especiales para ello,  y, con lo que puedes ayudar a otras personas a cambio de algo de dinero para llegar menos ajustado a final de mes.

Elabora un presupuesto

Este es el punto más importante, ahora que ya conoces tus gastos y que estás intentando recortarlos debes establecer un presupuesto coherente con tus ingresos y no salirte de él. Es muy importante que seas estricto contigo mismo, es la única manera de que tus esfuerzos den frutos.

Si vas cumpliendo este presupuesto, verás como mes a mes tus ahorros van creciendo para que al final puedas permitirte ese viaje o esa compra que marcaste como gran objetivo al principio del recorrido.

Podrás comprobar que ahorrar no es tan complicado como parece si divides el proceso en pequeños pasos más sencillos de cumplir. Ahora solo tienes que ponerte manos a al obra.[/av_textblock] [/fusion_builder_column]

[av_social_share title=’Share this entry’ style=” buttons=” share_facebook=” share_twitter=” share_pinterest=” share_gplus=” share_reddit=” share_linkedin=” share_tumblr=” share_vk=” share_mail=”][/av_social_share]
[av_comments_list]
[/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]