Todos tenemos hábitos de diferentes tipos. Alimenticios, de sueño, de trabajo, de ejercicios. Y en cuanto al dinero tenemos muchos. Algunos muy buenos y otros, que más nos vale cambiarlos porque se convierten en una fuga constante de dinero.

1. Ir al supermercado sin una lista.

Siempre nos encontramos con cosas que no eran por las que fuimos al super, pero sin una lista es un desastre! Terminamos comprando un sinnúmero de cosas que no son tan necesarias.

2. No pagar las cuentas a tiempo o antes.

La cantidad de dinero que se nos va en multas y recargos es muy grande, aunque no lo parezca. Hoy con internet, pagar a tiempo es mucho más fácil.

3. Pagar solo el mínimo de las tarjetas de crédito.

El mínimo solo cubre los “intereses y gastos” del banco. Es la manera más rápida y segura de SUPER endeudarse.

4. Comer siempre fuera.

Es un lujo, y aunque probablemente lo vales, tu cartera sufre mucho. Cocinar, en casa, cosas sencillas no es tan difícil y te ahorra a la larga muchos dólares y te ayuda a mantener un buena salud.

5. Quejarse de falta de dinero.

No se como comprobar este punto con el Método Científico, pero estoy seguro que el quejarse de la falta de dinero es directamente proporcional a la resistencia del dinero de caer en nuestras manos. Las quejas toman tiempo, energía y vibras que necesitamos para producir.

6. No saber usar la palabra NO.

Este hábito también golpea otras áreas de la vida (como la laboral y la amorosa), pero en las finanzas, el no saber decir que no instala un hoyo enorme en nuestra cartera que no se cerrará hasta que empecemos a usar esas dos lindas letras.

7. Hacer del “shopping” una terapia.

La terapia del ejercicio, la terapia del café con amigos, la terapia de una buena película y la terapia de la lectura, son mucho más eficientes y no se gasta tanto ¡Pruébenlas!

8. Salir de fiesta cada fin de semana.

El nivel de dinero que un bar, una discoteca,  ganan son altísimos. No digo que no vayan nunca, pero no lo hagan hábito o terapia como el “shopping”.

9. “Asaltar” a tus ahorros a la menor provocación.

Ese es el dinero de tu futuro. ¿Qué sucedería si a lo mejor te mueres mañana? cierto. ¿Qué si la vida es para vivirse ahora? cierto. ¿Qué si a lo mejor vives hasta los 94 años? también es cierto. Piénsale y haz cuentas.

10. Usar la tarjeta de crédito para terminar el mes.

Si eres víctima de este hábito, no hay nada que pueda yo decir que sea nuevo o inteligente

11. Usar muy a menudo las casas de empeño.

Mi abuelita tenía este hábito. A cada rato que se le acababa su dinerito se iba corriendo a empeñar para terminar el mes. Mal negocio porque en no pocas ocasiones recobró las prendas pagando altísimos intereses y llegó a perder cosas que eran importantes para ella. Era como una ruleta rusa.

12. No dar mantenimiento

A la casa, al coche, a los dientes, al cuerpo y al cerebro! Reparar las cosas averiadas cuestan más que mantener las cosas que todavía no se rompen.

13. No comparar precios.

Es cierto que a veces quita tiempo y puede ser una lata, pero en cosas duraderas, en artículos importantes tales como: casas, electrodomésticos, computadoras, algunos muebles, seguros de vida, seguros de gastos médicos etc. no comparar precios y productos nos puede salir más caro.

14. No prevenir.

Este es uno de los hábitos más costosos. Todos nos enfermamos, los hijos crecen y necesitarán más cosas, nuestros padres requerirán de más ayuda conforme envejezcan, etc. El futuro no es tan misterioso, la verdad.

By |2017-10-09T15:30:12+00:00October 9th, 2017|Finanzas Personales, Personal Development|

¡Llámanos!

En ATD estamos siempre disponibles para responder tus inquietudes. Si quieres conocer más acerca de nuestro programa llámanos al:(099) 747-9766

¡Visítanos!

Estamos en Santo Domingo de los Tsáchilas.Ave. Quito y Rio Yamboya. Edificio Valarezo. Piso 3. Oficina 301.
Arregla tus deudas ¡Contáctanos!
Llena este formulario y uno de nuestros asesores se pondrá en contacto contigo.